sábado, 25 de septiembre de 2010

Grandes leyendas de la música

Saludos a todos, de nuevo... Quiero informaros con este post de que, desgraciadamente, mis vacaciones ya han finalizado. ¿Qué significa esto? Está claro: no voy a poder publicar entradas con la frecuencia con la que lo llevo haciendo hasta ahora. Sin embargo, la vida no se para, y mucho menos este blog, así que a partir de ahora "Sistema de valores" será actualizado semanalmente, cada viernes o sábado. Espero que no me echéis de menos... Os dejo, a modo de despedida (temporal...) con algunos de los grandes en el mundo de la música. La selección de las canciones es totalmente personal, pero espero que os gusten igualmente. Muchas gracias a todos por vuestra atención, y hasta pronto.

-Bruce Springsteen: The Wrestler



-The Beatles: Lucy in the sky with diamonds



-Bob Dylan: Hurricane



-Scott McKenzie: Let's go to San Francisco

"Mi Idaho Privado", de Gus Van Sant

Felices madrugadas a todos. Muchos ahora estaréis durmiendo: yo no, aprovecho lo poco poquísimo que me queda de vacaciones de modo noctámbulo... Acabo de ver "Mi Idaho Privado" por segunda vez, y no he podido evitar escribir una reseña sobre esta maravillosa película de Gus Van Sant. Sí, yo quiero dormir, pero es que no me dejan... Bueno, vamos al grano, que si no me pierdo...

"Mi Idaho Privado" es, simplemente, una joya del cine contemporáneo. Ya está. Todo lo que pueda decir de más sobra, así que podéis dejer de leer ahora mismo(tampoco hace falta la verdad, si queréis podéis ignorar lo que digo...). Sin embargo, no puedo resistir la tentación de comentarla, así que me voy a tener que quedar agusto.

Este film de Gus Van Sant (éste sí que es independiente, no como "Milk") narra la historia de un joven narcoléptico y homosexual que se gana la vida prostituyéndose, pero cuyo único objetivo es encontrar a su madre con la ayuda de un amigo. Una narración bellísima y magistralmente dirigida, pero también una gran olvidada, como el denostado River Phoenix... Quizás haya sido su temática, bastante contundente para un país tan moralista como EEUU; su marcado carácter independiente; o, simplemente, mala suerte. No lo sé la verdad, pero ningún amante del cine puede dejar de lado la oportunidad de verla. Eso está muy claro.

"Mi Idaho Privado" tiene muchas virtudes, y muy buenas: una fotografía inolvidable, una historia bellísima, una dirección magistral... Sin embargo, hay alguien que destaca sobre todo lo demás, y ese es River Phoenix. He visto mucho cine (a pesar de mi corta edad) pero puedo aseguraros que hacía tiempo que no veía una interpretación tan magistral. Phoenix se mete literalmente en el papel de un joven desgraciado, huérfano y pobre pero, sobre todo, sensible. Un chico enamorado de su amigo, un niño de papá que sólo busca llamar la atención; un joven que se gana la vida prostituyéndose; un chaval que busca desesperadamente a su madre; un niño... El personaje que interpreta River Phoenix es simplemente eso, un joven desorientado y falto de amor, un ser frágil en busca de afecto, un niño que no ha crecido, detenido en el tiempo esperando la vuelta de su madre. Y ese es el encanto de este film, cuyas virtudes quedan ensombrecidas por un personaje que traspasa la ficción. Sí, la historia es muy bonita, pero nada sería sin River Phoenix. Nada...

Quizás me esté emocionando. Es posible. La verdad es que la película tiene vida propia más allá de las individualidades. Sin embargo, sólo me queda en el pensamiento y en el corazón esa interpretación, la genialidad de alguien inolvidable cuya vida y obra van más allá de los cánones de una industria superficial, patética. Escenas como aquella en la que Phoenix muestra sus sentimientos y su amor, que nunca se verá correspondido, sólo pueden ser propias de una obra maestra y de un actor que nunca morirá. River Phoenix realiza posiblemente en esta película el papel de su vida, de su corta vida. Sin embargo, jamás fue correspondido ni admirado como un mito al igual que los malogrados Heath Ledger o James Dean. ¿Por qué? Simplemente, quizás nadie encajó que aquel prometedor actor llevara una existencia tan poco "adecuada". Sólo Hollywood lo sabe...

Sólo veo en River Phoenix a un grandísimo actor que, desgraciadamente, nos dejó muy pronto. Mentira... No es sólo eso lo que veo. También veo a un joven desorientado, falto de amor, frágil, sensible, un niño... Posiblemente, muy parecido al joven que interpreta en este film, aunque, sinceramente, no podría calificar esto como una interpretación. ¿Es él en el fondo el protagonista de la historia y no su personaje? No lo sé, pero si no es así sólo puedo rendir pleitesía a uno de los mejores actores que he visto nunca. Su personaje acaba su búsqueda como la empezó, en una carretera "que da la vuelta al mundo" y, como única compañía, sus recuerdos. Su historia es realmente triste, pero afortunadamente no sabemos más de él. Desgraciadamente, de River Phoenix sí que sabemos. ¿Es, en el fondo, la misma historia? Posiblemente, aunque espero que ese joven haya encontrado su camino. El actor murió, pero no su personaje. Aunque no sea real, siempre nos confortará imaginarnos otro final para él. No puedo aceptar que un ser así, tan maravilloso y sensible, se vaya, así que en lo más hondo de mi corazón espero que haya encontrado a alguien que realmente le merezca. Pensaréis que esto es sólo cine, no más, que nada de esto ha existido y que es sólo un producto de la imaginación. Ya, realmente es así, pero ¿qué sería de la vida sin sueños? ¿No es esa la magia del cine?

jueves, 23 de septiembre de 2010

¡Viva Mafalda!

Buenos días a todos. Hoy, dentro de la sección "Zona cero: crítica socio-política", voy a presentaros algunas de las mejores viñetas de Mafalda, obra cumbre del autor Quino. ¿y por qué Mafalda? Por Dios, compañeros, es evidente... ¿Existe crítica más elegante y divertida, pero igualmente rotunda y desosegante, que la de Mafalda? Yo creo que no... Os dejo con algunas de las tiras de esta genial "niña" (y del resto de personajes, claro).











martes, 21 de septiembre de 2010

Evolución de la enseñanza de las matemáticas

Buenas madrugadas a todos. Como podréis comprobar, cada vez publico las entradas más tarde... ¡Pues no os preocupéis! Es que estamos en fiestas y, ya se sabe, hay que aprovecharlas... ¿A que os da envidia, ehhh? Pues estaros tranquilos, que el concierto estrella de este año es David Bustamante... ¿A que ya os sentís mejor?

Bueno, hoy voy a poneros una muestra de la evolución de la enseñanza de las matemáticas desde 1950 que he recibido por correo. Sinceramente, me parece tremendamente exagerada, aunque la verdad es que algo de razón tiene... El caso es que es bastante graciosa, sobre todo el final. Ahí os va:

La semana pasada compré un producto que costó 158 €. Le di a la cajera 200 € y busqué en el bolsillo 8 € para evitar recibir más monedas.
La cajera tomó el dinero y se quedó mirando la máquina registradora, aparentemente sin saber qué hacer.
Intenté explicarle que ella tenía que darme un billete de 50 € de vuelta, pero ella no se convenció y llamó al gerente para que la ayudara.
Tenía lágrimas en sus ojos mientras que el gerente intentaba explicarle lo que ella, aparentemente, continuaba sin entender. ¿Por qué cuento esto?
Porque me di cuenta de la evolución de la enseñanza en las matemáticas desde 1950, que fue así:

1) Enseñanza de matemáticas en 1950: Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

2) Enseñanza de matemáticas en 1970: Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

3) Enseñanza de matemáticas en 1980: Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pts . ¿Cuál es la ganancia?

4) Enseñanza de matemáticas modernas en 1985: Un leñador cambia un carro "P" de leña por un conjunto "M" de monedas.
El cardinal del conjunto "M" es igual a 100. y cada elemento vale 1.
Dibuja 100 puntos gordos que representen los elementos del conjunto "M". El conjunto "F" de los gastos de producción comprende 80 puntos gordos del conjunto "M". Representa el conjunto F como subconjunto del conjunto "M", estudia cuál será su unión y su intersección, y da respuesta a la cuestión siguiente:
¿Cuál es el cardinal del conjunto "B" de los beneficios?
Dibuja "B" con color rojo.

5) Enseñanza L O G S E : Un leñador vende un carro de leña por un importe de 100 pts . Los gastos de producción se elevan a 80 pts , y el beneficio es de 20 pts .
Actividad: subraya la palabra "leña" y discute sobre ella con tu compañero

6) Enseñanza de matemáticas en 1990: Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pts . Escoja la respuesta correcta, que indica la ganancia:
( 20 pts ) ( 40 pts ) ( 60 pts ) ( 80 pts ) ( 100 pts )

7) Enseñanza de matemáticas en 2000: Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €. La ganancia es de 20 €. ¿Es correcto?
(Si) (No).

8) Enseñanza de matemáticas en 2008: Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €. Si Ud. sabe leer coloque una X en los 20€ que representan la ganancia.
(20 €) (40 €) (60€) (80 €) (100 €).

9) Enseñanza de matemáticas curso 2009/10: No hay que preocuparse si no saben responder el ejercicio anterior: llevarán a los profesores a la Oficina de Supervisión del Ministerio de Educación y les exigirán, a los profesores, repetir la prueba en vista de que la pregunta es de alta dificultad.
Además, también se puede utilizar, como elemento de apoyo, chuletas, libro o cualquier método o sistema para copiar en el examen sin que por ello sea expulsado de dicho examen ni suspendido, ya que, según la Universidad de Sevilla, están en su derecho.

LA PRÓXIMA REFORMA:
*** El enunciado será algo así: ***

«Ebaristo, labriego y leñador, burgues, latifundista espanyol facista spekulador i intermediario es un kapitalista insolidario y centralista q sa enriquezio con 100 pabos al bender espekulando un mogollón d leña».
Bibe al hoeste de Madrid esplotando ha los magrevies. Lleba a sus ijos a una esjuela de pago.
Analiza el testo, vusca las faltas desintasis, dortografia, de puntuazion, y si no las bes no t traumatices q no psa nda.
Ejcribe tono, politono o sonitono con la frase ?QUE LISTO EL EBARISTO? y envia unos sms a tus colejas komentando los avusos antidemocráticos d Ebaristo i conbocando una manifa expontanea d protesta. Si bas a la manifa sortearan un buga guapeado. SALU


Espero que os haya gustado. Os dejo con un vídeo del grupo Preciados, autores del tema oficial de la Vuelta 2010 (que por cierto no sé quién ha ganado...). No son muy de mi estilo la verdad, demasiado poperos, pero hay que reconocer que el estribillo es muy pegadizo. Os dejo compañeros. ¡Hasta pronto!

lunes, 20 de septiembre de 2010

"Mystic River", de Clint Eastwood

Bienvenidos de nuevo a "Sistema de valores".

Últimamente parece que me he empeñado en hablar de cine, pero qué culpa tendré yo de que tantas películas apetecibles se interpongan en mi camino... En realidad, "Mystic River" sí que se ha materializado realmente como un obstáculo en mi "rutina" diaria. Es una de esas películas que difícilmente olvidas y, aunque su calidad esté fuera de toda duda, su poso de amargura siempre reaparece cuando la oyes mencionar.

Hoy, aquí sentado de madrugada, me dispongo a hablar de este film que muchos hemos podido ver hoy en TVE, pero siendo sincero no creo que todo lo que pueda decir llegue ni tan siquiera a expresar la más mínima parte del impacto que puede provocar su visión. No voy a hacer una crítica propiamente dicha, como había acordado recientemente con mi inconsciente, aunque posiblemente se le asemeje. No conozco la técnica cinematográfica ni soy un experto en cine, pero si lo fuera dudo mucho de que pudiera llegar a hacer una reseña que acercara mínimamente al lector a lo que realmente es la película. Sin embargo, ya sabréis que soy un hombre de causas perdidas, así que lo intentaré igualmente.

"Mystic River" es, sin duda alguna, una obra maestra. La dirección de la película es impecable en todo momento, aunque tampoco es algo digno de considerar memorable. El argumento propiamente dicho, pretendido thriller pero drama en realidad, es bueno y realmente entretenido, lo que al fin y al cabo es uno de los principales objetivos del cine. Tres amigos de la juventud, uno de los cuales sufre abusos tras un desafortunado incidente, se reencuentran décadas después a causa de la muerte de la hija de uno de ellos. Aquel joven desgarrado psicológicamente (Tim Robbins) es visto como principal sospechoso del asesinato de la adolescente (hija de Sean Penn) por uno de los detectives encargados del caso (Kevin Bacon): he aquí la interrelación. Cualquier persona medianamente experimentada en el mundo del thriller podría imaginarse que un director tan extraordinario no sería capaz de resolver tal asunto condenando a un sospechoso tan evidente. Nuestra sospecha se cumple, él no es el culpable: un joven sordomudo, hermano del novio de la víctima, asustado por la próxima huida de la pareja y, por consiguiente, de su único amigo real, mata accidentalmente a la pobre chica cuando sólo quería asustarla. El padre, receloso de la investigación oficial, emprende la suya propia y encuentra culpable a su desgraciado amigo de la infancia, ajusticiándolo erróneamente. Pero, ¿por qué era él principal candidato? Simplemente, por culpa de una serie de desafortunadas coincidencias y, sobre todo, una "gran mentira". El personaje que encarna Tim Robbins asesina a un pederasta, coincidiendo en tiempo y lugar con el otro deceso.

El argumento y la dirección son bastante dignos, pero no perfectos, entonces ¿por qué es "Mystic River" una obra maestra? La grandeza de este film reside en el drama que habita el ambiente y las vidas de los personajes: ellos, y sólo ellos, son los responsables de lo que esta historia es en realidad. La historia que narra la eterna lucha entre los débiles y los fuertes, entre aquellos que se sobreponen a la desgracia y aquellos que mueren con ella, entre los personajes de Tim Robbins y Sean Penn. Tres amigos, con futuros dispares pero igualmente difíciles, se reencuentran. Pero sólo uno lleva algo consigo de lo que jamás podrá desquitarse, la transformación en un "vampiro", la muerte de uno mismo mientras el corazón sigue palpitando. La interpretación de Tim Robbins es, simplemente, sublime, dando vida a un hombre cuya identidad murió cuando era joven, pero siempre débil. Sean Penn, siempre magnífico, da vida al impávido y sufrido padre, pero siempre fuerte. "Mystic River" no es un thriller, aunque esté disfrazado como tal; "Mystic River" es un completo drama y, más allá, una muestra de que en esta vida, pese a todo, sólo sobreviven los fuertes.

Esta lucha, esta victoria, es escenificada de manera sublime en el último acto. Una procesión local es razón suficiente para crear los que posiblemente sean los mejores minutos del film. Dos familias y, sobre todo, dos mujeres protagonizan el resultado de esta batalla. Por una parte, una mujer viuda, desconsolada, nerviosa, cuyo hijo prácticamente ignora; por otra, una mujer que ha perdido a su hijastra pero que, impábida y con toda frialdad, aparece en público con su familia después de arengar y recordar la fortaleza de su marido. Un cruce de miradas que delata todo, un final que lo es todo y nada a la vez, una cruel metáfora de este cruce de historias y, al fin y al cabo, una simple coincidencia de segundos. Tan sólo un cruce de segundos... Por eso, ya sólo por esto, "Mystic River" es una obra maestra. He aquí la grandeza del cine, ¿no?

Si queréis ver la película seguid este link: http://www.veocine.es/pelicula/mystic_river_64688.html . Muchas gracias a todos.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Estudiad, estudiad, malditos

Buenas noches a todos. Espero que hayáis disfrutado de la "fiebre del sábado noche", jaja yo ya lo he hecho.. Y más ahora que me queda poco para empezar la tan ansiada vida universitaria... De algo parecido a esto voy a hablaros ahora mismo.

Con la publicación de esta entrada inauguro una nueva sección en el blog, que se titulará "Zona cero: crítica social y política", con lo que consecuentemente también debo informaros de que a partir de ahora el resto de entradas serán etiquetadas en distintas secciones: en un principio, a parte de la ya citada, aparecerán los espacios "Música", "Cine" y "Otros". No creo que sea necesaria explicación para estos últimos tres, aunque probablemente sí para ek que hoy inauguro. "Zona cero: crítica social y política", como su propio nombre dice, tratará sobre todo aquel tema o aspecto de nuestro "sistema de valores" (o sociedad, para aclararnos) que pueda ser sometido a reflexión, de la cual me gustaría que participaráis todos. ¿Y por qué "Zona cero"? Pues, simplemente, en homenaje al espacio del programa radiofónico de Onda Cero "La Rosa de los Vientos", cuyo contenido ha inspirado en gran parte este blog y mis deseos por decir lo que pienso sin ningún tipo de coacción o censura.

Hoy, estreno esta sección con un tema que nos atañe muy de cerca a muchos estudiantes de mi edad: la entrada en la tan ansiada carrera de Medicina. Como bien sabréis, tengo 17 años y este año empiezo Medicina en la Universidad de Oviedo, casualmente la universidad con la nota de corte más alta de España. Somos muchos los que hemos tratado de entrar, muchos, aunque sólo unos pocos afortunados lo hemos logrado. Esta carrera es para tantos no sólo una opción de futuro, ni tampoco una alternativa factible con la que poder ganarnos la vida: es "la" opción de futuro, el sueño de ser médico y ayudar a los demás, la vocación de nuestra vida. Miles y miles de personas luchan cada año por conseguir una nota excepcionalmente alta para entrar en esta carrera, renunciando muchas veces a nimieces que hacen de la juventud uno de los períodos más inolvidables de la vida.

Vivimos en una sociedad en la que los valores escasean y prevalece la ley del más fuerte, en un mundo donde podemos invisibilizar los problemas de los demás cambiando de canal. Sin embargo, no todo es blanco o negro en esta vida, y la valentía de todos aquellos que nos enfrentamos durante años a la posibilidad de no poder hacer aquello que más deseamos lo demuestra. Yo he podido conseguirlo, pero muchos otros se han quedado en el camino y no han podido ni tan siquiera entrar en carreras afines de menor nota. ¿Vamos a ser mejores médicos aquellos que lo hemos conseguido? ¿Nos lo merecemos más? Rotundamente, no. Esta es sólo otra selección hecha por este "sistema" deshumanizado en el que vivimos, en el que sólo valen "los mejores". ¿Es éste el último obstáculo que nos depara el camino? No, no lo es. La vida tal como está planteada hoy en día es tan sólo una carrera interminable de obstáculos que nos han impuesto; sin embargo, cabe recordar también que son muchos quienes no han podido siquiera tener la oportunidad de participar de la misma y son descalificados de antemano, los grandes olvidados. ¿Quiénes son los vencedores de esta carrera? Sinceramente, no lo sé. Sólo sé que cada vez más nos acercamos a la condición de números, datos, "malditos". Sólo sé eso, nada más. Desgraciadamente, no creo que podamos cambiar esto. ¿Qué puede caber entonces? ¿La resignación al sistema? Creo saber la respuesta, pero mi orgullo me impide aceptarla. Espero no cambiar nunca.

Os dejo el link de un artículo de un jurista asturiano que expresa mucho mejor que yo cuál es la realidad de este asunto. Os recomiendo encarecidamente que lo leáis, es realmente interesante: http://www.lne.es/opinion/2010/06/30/estudiad-estudiad-malditosbr/936437.html . Saludos y hasta otra, compañeros.

PD: Descanse en paz, José Antonio Labordeta.

sábado, 18 de septiembre de 2010

"Milk", de Gus Van Sant

Buenas tardes-noches a todos, aquí estoy de nuevo.

Ayer (bueno, hoy de madrugada) os hablé emocionadamente de la película "Noviembre", aunque ya sabréis que el film que tenía que haber comentado es "Milk", posiblemente una de las películas más comerciales (y no lo digo despectivamente) del genial Gus Van Sant. Bueno, pues hoy sí que toca, ya que como comprenderéis no pensaba pagar otros 1,5 € por la renovación otras 24 horas...

La pasión con la que ayer traté sobre "Noviembre" no va a ser la misma con la que hoy voy a hacerlo de "Milk", y no porque no esté a la altura, en absoluto: simplemente, hoy no me encuentro tan enérgico como ayer. Sin embargo, no puedo desaprovechar la ocasión de hablar de esta gran película, entre otras cosas porque mi conciencia no me lo perdonaría jamás... Como anteriormente he dicho, "Milk" pasa por ser una de las películas más "abiertas al público" del director, quien ha acostumbrado (afortunadamente) a utilizar la originalidad dentro de su filmografía. Es posible que, gracias a esto, la película haya podido convertirse en una de las grandes triunfadores de los Oscar 2008, ya no por número de premios, pero sí por el de nominaciones.

"Milk" es una gran película, muy bien rodada e interpretada, en la que todo es prácticamente bueno. Con este largometraje, el director vuelve a tratar el tema de la homosexualidad de una manera elegante y realista(como ya hiciera en la grandiosa "Mi Idaho Privado"), al igual que describe fielmente el sistema político norteamericano, tema que quizás pueda pasar más desapercibido. "Milk" habla sobre la lucha por la defensa de los derechos de los homosexuales emprendida por Harvey Milk en San Francisco, allá por la década de los 70. Obviando en parte su pasado, la narración argumental transcurre desde su llegada a la ciudad hasta su temprana muerte a manos del concejal Dan White (gran Josh Brolin). "Milk" consigue rememorar aquellos inolvidables y trascendentales años para el movimiento homosexual, en los que de manos de un gran hombre y un gran político consiguieron frenar las embestidas de la feroz moral católica y del conservadurismo más radical del momento. Y no sólo eso, consigue recordarnos que esa lucha todavía sigue hoy en día y que, a pesar, de los grandes avances al respecto, la igualdad de derechos para los colectivos minoritarios sigue pendiendo de una fina cuerda que esperemos haga más fuerte la tolerancia que parece imponerse hoy en día.

"Milk" es una película bastante buena en todos sus aspectos y, aunque no alcance la cota de obra maestra, merece ser recordada durante mucho tiempo, tanto por su aspecto cinematográfico como por su trasfondo real. Sin embargo, no es esto lo que me impulsa a hablaros hoy de ella, ni tan siquiera el recuerdo de aquella grandiosa victoria que puso su grano de arena para que hoy estemos cerca de ganar esta guerra contra la intolerancia. No, amigos, es sólo una persona la que hoy me hace sentarme para escribir y publicar esta entrada para vosotros, sólo una persona: Sean Penn. La actuación de Sean Penn es, simplemente, formidable; simpática pero dramática, elegante pero expresiva: única. Si el actor hubiera rechazado este papel, con toda seguridad este film hubiera pasado discretamente por los cines y por la evaluación de la crítica. De eso no me cabe duda. "Milk" gira alrededor de Sean Penn como muchas otras películas suyas, y sólo nos muestra una vez más al que posiblemente sea el mejor actor del momento. Hace unos días vi la película "El Luchador", por la que Mickey Rourke competía con este genio de la actuación por un Oscar. Evidentemente, me pregunté cómo pudo no haber conseguido la ansiada estatuilla: hoy lo comprendo. Podría hablar durante horas de Sean Penn, de su actuación y de su filmografía, pero el tiempo y las ganas me apremian. Sólo quiero decir una frase más que, en resumidas cuentas, contiene todo lo que yo puedo sentir ahora mismo: ¿Milk?, una buena película; ¿el señor Penn?, un genio.

Muchas gracias por vuestra atención, volveré pronto, os lo aseguro. Aquí os dejo un enlace donde podréis ver la película: http://www.cinetube.es/peliculas/drama/ver-pelicula-mi-nombre-es-harvey-milk.html .

"Noviembre", de Achero Mañas

Bienvenidos todos de nuevo a este extraño y todavía por configurar (totalmente) blog.

Hoy me estreno hablando de cine, y la afortunada (o desafortunada, ya lo veremos) película es "Noviembre", de Achero Mañas, más conocido como el director de "El Bola". Hoy no tocaba comentar esta película en el blog, sino "Milk", de Sean Penn, la cual ya había cogido del videoclub y alquilado por 24 horas por el nada desdeñable precio de 1,5 €. Sin embargo, estaba yo viendo la gala del Festival de Cine de San Sebastián, al cual deseo mejor fortuna que la que el destino le ha deparado al de Venecia (sin desdeñar por supuesto la película de Álex de la Iglesia, que tiene muy buena pinta...), cuando de repente me entero de que echan el susodicho film. Con posterioridad a una poco gratificante discusión sobre el cambio de planes unilateral (lo reconozco) que tomo, me dispongo a disfrutar, o más bien sufrir, con la compañía de "Noviembre".

Os preguntaréis por qué merece la pena discutir por una película con la que sabes que vas a sufrir, ¿no? Y bueno, si no os lo preguntáis da igual, total ya lo hago yo y me respondo a mí mismo... Hace un par de años tuve la desgracia, o fortuna según se mire, de ver única y exclusivamente el final de "Noviembre" por la televisión. Aquello me impactó tanto que lo único que se me pasó por la cabeza entonces fue descargarme la película (niños, no hagáis estas cosas si no queréis que la Ministra de Cultura os meta en la cárcel...), aunque finalmente el tiempo pasó y no la vi. Hoy he vuelto a tener la oportunidad, y no podía desaprovecharla claro.

No voy a hacer una crítica sobre la película de Achero Mañas, o al menos no es esa es la intención que me va a llevar de ahora en adelante a hablar de cine. No sé si me contradeciré, la verdad: simplemente voy a hablar de lo que he pensado y sentido al ver esta película. "Noviembre", muy denostada por la crítica según he podido informarme hace poquito (entre quienes no podía faltar como siempre el señor Boyero, del cual admiro igualmente su sinceridad), es a mi entender una película relativamente buena que, sin alcanzar el rango de gran película, está rodada e interpretada con elegancia y simplicidad, cabiendo destacar la estupenda actuación del protagonista, Óscar Jaenada.

"Noviembre", que ya cuenta con unos cuantos añitos, no es la típica película que ganaría muchos Goyas (y no lo ha hecho), posiblemente con razón, ya que exceptuando determinadas interpretaciones no es una película soberbia. Sin embargo, por lo menos para mí, el cine es un arte que no tiene por qué buscar siempre la excelencia: lo importante es lo que transmite y cómo lo hace. El cine no se basa en una dirección magistral que permita que todas las tomas sean sobresalientes, ni en que los actores hagan el papel de sus vidas o la música nos haga llorar. El cine es emoción, sentimiento, pensamiento, reflexión, tristeza, alegría... no la perfección. Y ahí es donde reside la maravilla de "Noviembre", en su fondo o en su inútil y a la vez maravilloso objetivo: cambiar nuestra perspectiva no sólo sobre el teatro, sino sobre todo el arte; y mucho más allá, "cambiar el mundo". No creo que Achero Mañas quisiera cambiar el mundo con su película, pero nos transmitió algo que no se puede recompensar con ningún premio: sentir, emocionarse (ya sé que me repito)...

"Noviembre" narra una historia de idealismos, de un grupo de teatro de quiere cambiar aquello que a nadie nos gusta pero que obviamos, de un joven que quiere hacer feliz a su hermano, de amor... ¿Es ésta una película pretenciosa? Puede serlo. ¿Es una película que sin su glorioso aunque corriente final no sería más que algo olvidable? Se puede llegar a opinar así, lo reconozco. ¿Es una historia de idealismos para jóvenes como yo, que queremos cambiar el mundo? Rotundamente, sí lo es. ¿Es eso un defecto? Posiblemente lo sea para un crítico de cine, pero yo no lo soy ni pretendo serlo. El idealismo por naturaleza es utópico, y siempre lo será, pero ¿qué sería del mundo si no existieran causas perdidas de antemano? La emoción por cambiar el sistema o, como yo matizo, el "sistema de valores", es algo inherente a la juventud que, desgraciadamente, todos tarde o temprano perderemos. Ese final, el de un pobre idealista viendo cómo todo aquello por lo que luchó y por lo que creyó se hundía, es algo realmente descorazonador, casi más que la propia muerte del protagonista. Esos inolvidables, irrepetibles y realmente tristes minutos de metraje convierten al resto de la película en un simple preludio de algo inevitable, y la hacen invisible a los ojos del que no quiere ver. Sé que ni yo ni nadie podremos cambiar el mundo. ¿Merece entonces intentarlo? La respuesta es simple y rotunda: sí, y nada más que sí.

Creo que me he enrollado demasiado, espero no haberos aburrido (la emoción, así en caliente...). Sólo me gustaría añadir una frase más, la cita textual de un personaje del film tras el paso del tiempo, una afirmación que espero que recuerden todos aquellos que en su día trataron de cambiar el mundo de alguna manera, pero que no lo consiguieron: "Nosotros queríamos cambiar el mundo, y desde luego no lo conseguimos; ahora lo que intento es que el mundo no me cambie a mí".

Si estáis interesados en ver la película, seguid este enlace: http://www.divxonline.info/pelicula-divx/3709/Noviembre-2002/ . Muchas gracias y hasta pronto.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Música indie española

¡Saludos a todos de nuevo!

Estos primeros días notaréis que actualizaré bastante a menudo el blog. Pensaréis que me sobra el tiempo... Pues no, compañeros, o en realidad sí... Bueno, el caso es que no empiezo mi laaargo (6 o 7 años de carrera, 1 o 2 de mir, de 2 a 4 de especialidad...) y prometedor proyecto de futuro en la medicina hasta el día 27, así que aprovecharé estos días para ir asentando un poco las bases de lo que quiero que sea "Sistema de valores". Posteriormente, y si el tiempo me lo permite, que así espero que sea, colocaré nuevas entradas en el blog semanalmente todos los viernes.

Hoy me gustaría presentaros a cinco grupos que, en mi opinión, son de lo mejorcito del panorama indie o independiente español, aunque también es verdad que este término se está devaluando un poco con el tiempo... Son cinco grupos con estilos de música totalmente diferentes, de cada uno de los cuales os pondré un vídeo de la canción que a mí personalmente más me gusta. Algunos vídeos no son oficiales, es decir, han sido compuestos por fans, pero aún así merece la pena su visionado ya sólo por la calidad de la canción. Los grupos son Lori Meyers, Dorian, Vetusta Morla, Supersubmarina (recordaréis que ya os puse un vídeo suyo), y Love of Lesbian.

Ahora os dejo con los vídeos, pero no me gustaría despedirme por hoy sin antes hacer un llamamiento de apoyo al sector minero español y, en particular, al asturiano, con el que me siento aún más identificado si cabe por mis raíces familiares. Como hijo y nieto de mineros sólo puedo mostrar mi más cálido y sincero respaldo a la huelga general emprendida por este sector, que no es ni será la última ni la primera. Asimismo, pido respeto a aquellos que no entiendan las motivaciones del parón ni sus formas: muchos pueden pensar que cortar carreteras o hacer barricadas no son las mejores maneras de defender un trabajo, opinión totalmente respetable, pero os aseguro por experiencia personal que si no fuera por este tipo de actuaciones la minería en este país hubiera desaparecido ya hace bastante tiempo. Otros pensarán que la industría del carbón es contaminante y no rentable; yo también opino lo mismo, pero este es otro asunto diferente. La defensa del trabajo y del cobro de un salario no son criticables; la estrategia energética española, posiblemente, sí lo sea.

Pues, sin más dilaciones, aquí os presento a estos cinco grupos. Espero que os gusten y os aficionéis a alguno de ellos, aunque ya os comento que no pertenecen precisamente al circuito de música comercial (afortunadamente...). ¡Saludos cordiales internautas, y hasta otra!

-Lori Meyers: Alta fidelidad




-Dorian: A cualquier otra parte




-Vetusta Morla: Copenhague




-Supersubmarina: Ciento Cero

>


-Love of Lesbian: Allí donde solíamos gritar

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Pues habrá que empezar...

¡Saludos a todos!

Después de varias esperiencias fallidas por desatar mi creatividad y mis pensamientos más profundos (dícese escribir una novela y poesía, pensar en un guión cinematográfico, meterme en política...), propios posiblemente de un joven de 17 años en trance de salir de la edad del pavo, comienzo este blog, "Sistema de valores", del que espero no acabe en el baúl de los recuerdos cuando me canse de él (ya se sabe, somos la generación del zapping).

¿Por qué este título? Hombre, gran parte de la culpa la tiene que aproximadamente el 90 % de los nombres que se me han ocurrido ya estaban registrados, pero también tiene su razón de ser. Como ya os he dicho anteriormente, este blog va a seguir una línea temática muy clara: los pensamientos e inquietudes de un joven preadulto. ¿Qué os quiero decir con esto? Pues que, afortunadamente, todavía estoy en esa edad en la que todo en la vida parece ser cuestionable, absolutamente todo. Y, como no, dentro de este saco también entra el sistema de "valores" (sí, valores entre comillas) que nos ha autoimpuesto una sociedad en la que el único mandamiento considerado como imprescindible es aquel del "sálvese quien pueda".

Por eso este blog se va a llamar "Sistema de valores". Sin embargo, no todo aquí va a basarse en despotricar del sistema, como buen joven que soy tengo otras inquietudes menos perversas. El cine, el placer de viajar, la música o la tecnología son otros aspectos de los que voy a tratar. No todo en esta vida es tan patético, por Dios... Eso sí, todo con total independencia; vaya, que voy a decir lo que me dé la gana (siempre con respeto, claro). Como quizá hayáis notado, no me considero una persona especialmente políticamente correcta, por lo que me encantaría que me llevaráis la contraria y expresaráis vuestra opinión sobre cualquier aspecto. Eso es quizás lo más importante que quiero transmitir con este blog: la libertad de expresión. Así que no dudéis en contestarme, porque ¿a quién no le gusta discutir de vez en cuando?

Os preguntaréis quien es éste imbécil que sólo dice tonterías, yo también lo haría la verdad... Fácil respuesta: simplemente, un joven de 17 años y un futuro estudiante de Medicina (sí, la carrera que todo el mundo está loco por hacer desde que empezó a ver House y Anatomía de Grey). Nada en particular, vaya, nadie distinto a cualquiera de mi edad... Por cierto, no os puedo prometer actualizaciones cada poco, cualquier universitario que estudie (jajaja matización importante) podrá imaginarse por qué... En estos primeros tiempos el asunto va a estar un poco descontrolado, pero en breves trataré de que el blog se actualice semanalmente todos los viernes. Eso si Dios (¿pero es que realmente existe?) y las circunstancias me lo permiten...

Bueno, después de todo este rollo inicial me despido, hasta pronto espero. Os dejo un vídeo de Supersubmarina, XXI, que a mi entender deja bastante claro cuál es el significado de "Sistema de valores". Muchas gracias y hasta otra, no me falléis (voy a ser médico, cuidado con lo que hacéis jajaja...).